Seleccionar página

No es solo el fútbol por lo que Argentina es famosa. El país está repleto de fósiles de dinosaurios, con 80 especies encontradas hasta el momento en su territorio. Eso es el 10% de los 800 que se han descubierto en todo el mundo. La mitad de todas las especies conocidas se han encontrado en Argentina, Estados Unidos, China y Mongolia. Ahora, se ha agregado una nueva especie a la lista.

Impresión artística de un megaraptor. Crédito Wikipedia Commons

Luego de dos semanas de excavaciones, un grupo de paleontólogos encontró un nuevo megaraptor en el sur de Argentina, específicamente en la provincia de Santa Cruz. El espécimen medía unos 10 metros (33 pies) de largo, lo que lo convierte en uno de los megaraptores más grandes encontrados hasta el momento.

En un comunicado, el equipo dijo que los restos datan de hace 70 millones de años, hacia el final de la era de los dinosaurios. Fernando Novas, que participó en las excavaciones, dijo a la agencia de noticias Reuters que este nuevo megaraptor que ahora nos toca estudiar sería uno de los últimos representantes de este grupo antes de que se extinguieran los dinosaurios.

Los megaraptors fueron grandes dinosaurios depredadores que prosperaron durante el período Cretácico, principalmente en el hemisferio sur (también se encontraron restos en Australia y Asia) hasta la extinción masiva que ocurrió hace aproximadamente 65 millones de años.

A diferencia del Tyrannosaurus rex , los megaraptors eran animales más delgados, más preparados para correr, con largas colas que les permitían mantener el equilibrio. Tenían piernas musculosas para poder dar pasos largos, dijo en un comunicado Mauro Aranciaga Rolando, becario del Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN).

Los megaraptors tenían varias características que los hacían particularmente letales. Según Aranciaga, sus principales armas eran sus larguísimos y musculosos brazos. También tenían garras en los pulgares, que tenían un borde afilado y podían alcanzar los 40 centímetros de longitud.

El investigador Fernando Novas dijo que este nuevo descubrimiento permitirá a los paleontólogos saber cómo eran estos dinosaurios en este rincón de la Patagonia y conocer sus relaciones con los megaraptores que se encuentran en otras partes del mundo. Novas descubrió el primer ejemplar de este grupo de dinosaurios en 1996 y les dio su nombre.

Los ejemplares de megaraptores más pequeños encontrados hasta ahora medían unos cinco metros, mientras que los más grandes alcanzaban longitudes similares a este ejemplar hallado en Argentina. Para extraer los fósiles, que estaban encerrados en roca extremadamente dura, fue necesario utilizar maquinaria adecuada como un cortador de rocas.

En una tarea que duró cerca de dos semanas, con cinceles y martillos, los paleontólogos retiraron la roca que rodeaba al ejemplar para extraer cada uno de los huesos fosilizados. La roca que contenía el fósil fue cubierta con plástico y vendajes y transportada a Buenos Aires, la capital de Argentina.

El formidable depredador se encuentra ahora en cuarentena en el Museo de Ciencias Naturales de Buenos Aires, a la espera de que los investigadores continúen con su preparación y estudio. Luego de ser completamente descritos, los fósiles emprenderán su viaje de regreso a la provincia de Santa Cruz para enriquecer las colecciones del Museo Padre Molina.

"