Seleccionar página

Los patrones de pintura corporal con rayas similares a las de las cebras pueden reducir la cantidad de picaduras de tábanos que una persona recibe hasta 10 veces, según reveló una nueva investigación. Si bien este no es su propósito explícito en las comunidades indígenas, tales tatuajes pueden verse como una adaptación al medio ambiente, dice el primer autor del estudio.

Una selección de estilos de pintura corporal típicos de diferentes tribus africanas.
Créditos de imagen Horvath et al., 2019, RSOS.

Las tribus indígenas de África, Australia y el sureste de Asia tienen antiguas y ricas tradiciones de pintura corporal. Tales tradiciones se han consagrado como componentes culturales centrales en sus respectivas comunidades durante generaciones. Las pinturas blancas, grises, amarillas brillantes o beige mezcladas habitualmente con materiales como arcilla, ceniza, tiza o estiércol de ganado se aplican durante ceremonias específicas en los cuerpos de los hombres y mujeres de las tribus.

Dichos patrones sirven a las personas como decoración corporal, para la expresión emocional o como marcas para indicar la identidad personal y/o la afiliación grupal, escribe el equipo. También es posible que los pigmentos brillantes que reflejan la luz entrante ayuden a regular la temperatura en el sol abrasador de la sabana y otras áreas similares. Sin embargo, también puede ayudar a protegerlos de las picaduras de insectos.

Investigaciones anteriores con cebras han demostrado que los tábanos (familia Tabanidae ), insectos chupadores de sangre potencialmente peligrosos, tienden a evitar los animales con patrones de rayas. El equipo quería comprobar si los patrones de tatuajes tribales similares tendrían un efecto similar.

Para el estudio, el equipo trabajó con tres maniquíes, como los que se ven en una tienda de ropa. Uno de los maniquíes tenía piel oscura, otro piel clara y el tercero estaba pintado de un color oscuro con rayas blancas. Cada maniquí recibió una capa de adhesivo y luego se desplegó en un prado en Hungría durante ocho semanas de verano. El equipo eligió este lugar porque numerosas especies de tábanos zumban en Hungría durante el verano.

Los maniquíes utilizados en el estudio vistos con luz normal/reflejada (fila superior) y luz polarizada (fila inferior, central).
Créditos de imagen Horvath et al., 2019, RSOS.

Después del período de estudio, el equipo contó cuántos tábanos y otros insectos picadores recolectó cada maniquí. En total, informa el equipo, el de piel oscura tenía 10 veces más tábanos pegados que el de rayas, y el doble que el de piel clara. Esto probablemente se deba a cómo los tábanos (y otros insectos) perciben los patrones. Las rayas pueden interrumpir la polarización de la luz reflejada por los cuerpos de los miembros de la tribu, haciendo que los insectos crean que no están mirando a una persona en absoluto.

Las pinturas corporales tradicionales con sus patrones típicos de rayas blancas sobre una superficie corporal marrón tienen la ventaja de disuadir a los tábanos chupadores de sangre, ya que estos patrones no son atractivos para estos insectos parásitos, se lee en el estudio.

Las picaduras de tábano no solo son irritantes, también son muy peligrosas. Los insectos pueden transmitir una gran cantidad de enfermedades potencialmente mortales al chupar la sangre de un huésped.

Debido a que los tábanos depositan sus larvas en estanques y lagos, los indígenas a menudo entran en contacto con ellos cuando buscan agua. Gabor Horvath, del Departamento de Física Biológica de la Universidad Eotvos Lorand de Hungría y autor principal del artículo, dijo a la AFP que los patrones no están destinados a repeler a los insectos. Tales tatuajes tienen un significado cultural, pero, afortunadamente, también son buenos para confundir insectos como los tábanos.

Sin embargo, estamos convencidos de que estas personas conocen bien la característica repelente de tábanos de sus pinturas corporales, agregó. Esencialmente, el uso de pinturas corporales con rayas blancas puede considerarse como un ejemplo de evolución/ecología del comportamiento y una adaptación al medio ambiente.

El artículo La pintura corporal a rayas protege contra los tábanos se ha publicado en la revista Royal Society Open Science.

"