Seleccionar página

Ese par de jeans que se desintegran en el fondo de tu clóset puede parecer viejo, pero eso no es nada comparado con estos pantalones. En 2014, un grupo de arqueólogos descubrió en China un par de pantalones de lana que datan de hace unos 3300 años, el más antiguo que se haya encontrado. Ahora, han descubierto la forma en que probablemente se fabricaron los pantalones, y se trata de técnicas textiles innovadoras.

Crédito de la imagen: Los investigadores.

Los pantalones fueron encontrados por un equipo de arqueólogos que excavaban tumbas en un antiguo cementerio en la región uigur de Xinjiang, en el oeste de China. El cementerio está situado en la periferia del desierto de Taklamakan, cerca del oasis de Turfan, un lugar de parada habitual primero para los nómadas de la Edad del Bronce y luego para las caravanas de la Ruta de la Seda.

El clima muy seco de la zona conservó los cuerpos y la tumba en muy buenas condiciones, incluyendo artículos como alimentos y ropa. Los pantalones fueron encontrados en los restos de dos guerreros de unos cuarenta años. Fueron creados para montar a caballo, lo que se nota en el diseño. Tienen piernas rectas y entrepierna ancha con elegante decoración.

Los pantalones probablemente formaban parte de un atuendo que también incluía un poncho, un par de bandas trenzadas para sujetar las piernas del pantalón, otro par para sujetar las botas de cuero y una diadema de lana. De todas las prendas, los pantalones fueron la más especial. Tenían un aspecto muy moderno para la época, con piezas de dos piernas que se ensanchan gradualmente en la parte superior.

Si bien los pantalones fueron descubiertos hace más de ocho años, el mismo grupo de investigadores continuó trabajando en ellos. Ahora, pudieron descubrir cómo se fabricaban los pantalones e incluso crearon una réplica moderna. Es una historia de innovaciones textiles y de cómo las prácticas culturales se expandieron por Asia, argumenta el equipo en su nuevo estudio.

Un enfoque innovador

Inicialmente, los investigadores estaban desconcertados sobre cómo se habían hecho los pantalones, ya que no había rastros de cortes en la tela. Sin embargo, después de un examen minucioso, descubrieron que se usaba una combinación de tres técnicas de tejido para fabricarlos. Esto fue confirmado más tarde por la versión recreada de los pantalones, hecha por un tejedor experto.

El estudio también reveló que gran parte de la prenda consistía en sarga, un tejido de tela versátil que se presenta en la mayoría de los jeans modernos, lo que lo convierte en una innovación en la historia textil. La sarga cambia la lana tejida de firme a elástica, dando a la persona mucha flexibilidad. Los tejidos más populares para los tejidos de sarga son el algodón y el poliéster o una combinación de ambos.

También hubo otras innovaciones en los pantalones. En la sección de la rodilla, se utilizó una técnica actualmente conocida como tejido de tapicería para producir un tejido más protector en estas articulaciones. En la cintura, se utilizó un enfoque de método para tener una pretina más gruesa. También se utilizó un método de trenzado para crear un patrón geométrico decorativo en las rodillas, los tobillos y las pantorrillas.

Hoy en día, los jeans se fabrican siguiendo las mismas técnicas que se usaban hace tres milenios. También llama la atención el hecho de que las prácticas culturales y el conocimiento de los antiguos grupos de pastores se extendieron por Asia. Los patrones utilizados para decorar los pantalones de los jinetes también aparecen en vasijas de bronce encontradas en China aproximadamente en la misma época.

Los hallazgos detrás de los pantalones fueron publicados en la revista Quaternary International. Si todavía tienes curiosidad por saber más, hay un documental en YouTube que nos lleva a los terrenos de excavación en Asia donde se descubrieron los pantalones históricos. Y hay más. Hay algunos lugares en línea que también venden sus propias versiones de los pantalones.

"