Seleccionar página

En 1981 el artista, arquitecto y diseñador industrial italiano Luigi Serafini publicó el libro más extraño de la historia: Codex Seraphinianus . Lleno de extrañas ilustraciones psicodélicas, el libro fue escrito en un idioma que no existe y no puede ser descifrado (tal vez es solo un galimatías al azar).

El libro presenta muchas ilustraciones diseñadas de tal manera que parece que fueron hechas por algún científico que estudia seres extraterrestres en la naturaleza. En esta enciclopedia psicodélica uno puede encontrar ilustraciones dibujadas a mano con lápices de colores de flora, fauna, anatomías, modas y comidas extrañas y fantásticas. Las escenas surrealistas incluyen una fruta que sangra, una planta que crece con la forma aproximada de una silla y luego se convierte en una, y una pareja que hace el amor y se metamorfosea en un caimán.

Alfabeto indescifrable de Serafini en letra manuscrita, junto a una descripción de unos ojos de pez (?). Haga clic para hacer zoom.

La palabra Codex en el título significa libro (del latín caudex), y Seraphinianus se deriva del apellido del autor, Serafini (que en italiano se refiere a los serafines). Literalmente, Codex Seraphinianus significa libro de Serafini. De hecho, el título es apropiado ya que el libro, que se vende por $ 500 en Amazon, es un verdadero viaje dentro de la mente del artista.

El extraño y generalmente ininteligible alfabeto esparcido por todo el libro de 360 ​​páginas ha dado dolores de cabeza incluso a los lingüistas de renombre. Algunas letras aparecen solo al principio o al final de las palabras, una característica compartida con los sistemas de escritura semíticos. Las letras curvilíneas del alfabeto son como cuerdas o hilos, muestran bucles e incluso nudos, y recuerdan un poco a los alfabetos cingaleses. Sin embargo, el sistema numérico utilizado para numerar las páginas ha sido descifrado (aparentemente de forma independiente) por Allan C. Wechsler y el lingüista búlgaro Ivan Derzhanski, entre otros. Es una variación de base 21.

Sin embargo, el alfabeto escrito en el cuerpo del texto puede ser completamente falso y sin sentido. En una charla en la Sociedad de Bibliófilos de la Universidad de Oxford celebrada el 11 de mayo de 2009, Serafini afirmó que no hay ningún significado oculto detrás de la escritura del Codex, que es asémica. Su propia experiencia al escribirlo era muy similar a la escritura automática; y que lo que quería que su alfabeto transmitiera al lector es la sensación que sienten los niños frente a libros que aún no pueden entender pero saben que tienen sentido para los adultos.

Serafini tardó 30 meses en completar Codex Seraphinianus, que se divide en 11 capítulos y dos partes, la primera sobre la naturaleza y la segunda sobre las personas. Aquí hay algunas páginas escaneadas del libro, cortesía de the-dimka.

"